Trabajador Randy Bryce lanza candidatura contra Paul Ryan

La población latina en el sur del país está creciendo rápidamente acelerando también el crecimiento del movimiento laboral. Si queremos que darle cobertura al movimiento laboral de la manera correcta, es absolutamente crucial que esa cobertura sea en ambos idiomas, ingles y español, dijo el reportero de asuntos laborales Mike Elk de Payday. Nos enorgullece ser socios con Al Día en América en esta misión tan crucial.

Trabajador Randy Bryce lanza candidatura contra Paul Ryan

Por Mike Elk

Racine, Wisconsin –  A pesar de su tamaño, 6 pies 2 pulgadas de altura, el hombre mitad mexicano, mitad polaco, veterano del ejército, conocido como el bigote de acero (@IronStage) en la red social Twitter, es el epítome de un gentil gigante. Como con un sándwich de bistec bajo el brazo, da un abrazo y palmada en la espalda, y se sonríe caminando entre la muchedumbre en el desfile Juneteeth en la rivera de lago, Racine.

Compitiendo contra la bulla de un coro cantando en el escenario detrás de ellos, Randy Bryce le dice a  una mujer afro americana” Yo voy a competir para el Congreso contra Paul Ryan.”

Ryan,  el portavoz de la Cámara de Representantes y ex candidato vicepresidencial, tiene más de 8 millones de dólares en el banco para su reelección. En contraste, Bryce es un activista miembro sindical que ha trabajado en la construcción de los monumentos más conocidos en el sureste de Wisconsin, incluyendo el Milwaukee Miller Park y el edificio Northwestern Mutual.

Sin embargo, la batalla no es en su totalidad cuesta arriba. El distrito de Ryan incluye los bastiones pro sindicatos Racine y Kenosha, así como Waukesha, un área fuerte republicana suburbana de Milwaukee.

De acuerdo al reporte Cook Political, el distrito tiene sólo 5 puntos más a favor de los republicanos que los demócratas. Si el 2018 resulta ser en una elección masiva, algunos piensan que Ryan podría ser derrotado por un candidato como Bryce en un distrito tan marginal.

Hasta ahora, Bryce, trabajador y miembro del sindicato local 9, ha alineado el respaldo de la organización Milwaukee Building Trades, el apoyo del Senador Chris Larson y el ex candidato a la cámara, Rob Zerba, quien compitió contra Ryan en el 2012 y en el 2014.

Bryce también ha enlistado la ayuda de Bill Hyers, quien estuvo  a cargo de coordinar la campaña para la alcaldía de Bill de Blasio, nada menos que el Alcalde de New York y ha trabajado en las campañas del Senador Paul Wellston (D-MN), el Senador Tammy Baldwin (D-WI).

 El ex presidente del partido demócrata de Milwaukee, SchncCheda ya se apuntó para ayudar a construir un ejército de base para derrotar a Ryan.

Muchos en el distrito piensan que si hay alguien que podría derrotar a Ryan, podría ser un trabajador activista como lo es Bryce.

“El pueblo sabe que el sistema está corrompido y se tiene que hacer algo, y Donald Trump se aprovechó de eso,” dice el sindicalista del área de salud de Wisconsin, Bruce Coburn, quien ha trabajado como vicepresidente de política y crecimiento para el sindicato. Randy sin embargo es una persona que realmente cree en la gente y lo ha demostrado a través de los años trabajando para el movimiento laboral, comenta Coburn.

Conocí primero a Randy, a través de la etiqueta en las redes sociales, #wiunion, durante el movimiento de ocupación del capitolio en Wisconsin en el año 2011 y nos volvimos amigos desde entonces. Bryce fue parte de las decenas de miles que ocuparon el capitolio para detener la agenda anti sindical del Gobernador Scott Walker.

Mientras se toma un te de limón en su dormitorio en su pequeño apartamento en Racine, Bryce recuerda aquella batalla.

La estrategia de Walker fue la de dividir y conquistar, dice Bryce. Su estrategia fue la de señalar con el dedo algunas personas acusándoles de ser la razón por la que otros no estaban o no podían estar lo mejor posible. Ahora esa misma estrategia se llevó a nivel nacional con Donald Trump.

Sólo para poder ganar la Casa Blanca, señaló a los musulmanes, a los mexicanos, a los inmigrantes. Ahora la gente ve en esas diferencias la razón por la que no tienen lo que deberían tener. Hay una enorme división.

Hace un año, Bryce no estaba en medio de la preparación para una campaña congresista.  Esta no es su primer carrera electoral; compitió para el Senado en el 2012, pero perdió en las primarias. Dos años más tarde, participó para el Senado de Wisconsin en un distrito conservador y perdió contra el Republicano Van Wanggaard.

Tras la elección de Trump, mucha gente se le acercó. Finalmente durante las protestas del primero de mayo (May Day protests), en la cual más de 20,000 personas salieron a las calles para manifestar, él comenzó a creer que es posible construir una coalición multi racial que podría derrotar a Ryan.

Si es electo para el Congreso, él ve su rol más como un delegado sindical que como un político y apunta hacer una campaña que le de voz a otros. “Para una mujer afro americana, no hay manera posible de que yo pueda tener la misma perspectiva o forma de pensar, las luchas que ella enfrenta cada día,” dice Bryce. “Podría pretender, pero no lo puedo experimentar por si mismo, entonces necesito buscar el apoyo de otra gente”.

Aunque él era un suplente de Bernie Sanders durante las elecciones primarias, hizo campaña por Hillary Clinton en la elección general y podría haber sido un votante elector para ella si ella hubiera ganado. Dada la continua lucha por el control del partido, muchos en el distrito piensan que Bryce es un candidato que podría unir a los demócratas.

Si tiene éxito, el sería a penas la tercer persona en derrotar a un presidente de  la cámara de representantes, desde 1862.  Esta dado que el partido republicano y sus aliados corporativos gastarán demasiado en ese oscilante distrito para evitar una vergüenza.

El no es ingenuo sobre las posibilidades de ganar. Pero Bryce dice que su experiencia como trabajador del acero, estando suspendido a cientos de pies de altura mientras trabaja, le ha dado la confianza para enfrentarse a un reto casi imposible.

Siendo un trabajador de la industria del acero, he podido ver cosas que, a menos que las haya visto con mis propios ojos y haya sido parte de ello, yo diría  no se puede hacer – eso es algo imposible, comenta Bryce.

Saber que vas a caminar sobre un metal de 2 pulgadas y media y vas ha estar a 300 pies de altura para llevar alguna pieza para soldar – eso es imposible… cuando los trabajadores escuchan decir a alguien ‘ no podemos, significa que no lo haré.”

“Cambiemos de lugar. Bromea Bryce. Paul Ryan puede venir a trabajar en el acero y yo me iré a D. C.

Mike Elk es miembro del Washington Baltimorew NewsGuild. Previalmente escribio para POLITICO.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on RedditShare on TumblrDigg this

About the Author

Mike Elk

Mike Elk is a member of the Washington-Baltimore NewsGuild and is the senior labor reporter at Payday Report. He previously served as senior labor reporter at POLITICO and has written for the New York Times. He also writes for The Guardian.

Be the first to comment on "Trabajador Randy Bryce lanza candidatura contra Paul Ryan"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*